Saltar al contenido

¿Debo Soldar mi Cota de Malla?

Cota de Malla

Has aprendido los fundamentos de la cota de malla y dominas varios de los tejidos esenciales, pero cuando vas a mostrar tu trabajo a tus amigos, te preguntan: «¿Ha sido soldada?»

Ah. Otro aspecto de la cota de malla que muchos principiantes ni siquiera tienen en cuenta hasta que se ven acribillados a preguntas.

¿Debo soldar mi cota de malla? Soldar la cota de malla no es necesario siempre que los cierres estén al ras y apretados, el tejido no esté suelto y se haya utilizado la relación de aspecto correcta.

Como elección personal, algunos deciden soldar anillos costosos, joyas de una sola hebra o de tejido suelto, y artículos que necesitan una resistencia adicional.

Podrías pasar horas leyendo en los foros de cadenas de correo con largos hilos sobre soldadura, pero esos mensajes suelen estar hechos por expertos, y lo más probable es que no tengas ni idea de lo que están hablando.

En su lugar, vamos a mantener las cosas bastante sencillas mientras discutimos cuándo puede y no puede querer soldar su proyecto.

Soldar o no soldar

Decidir si soldar o no tu cota de malla es, en última instancia, una decisión personal.

Si se preguntara a un gran grupo de fabricantes de cota de malla con experiencia, aproximadamente la mitad diría que realmente no es necesario soldar siempre que los anillos estén bien unidos.

La otra mitad diría categóricamente que todas y cada una de las anillas deben ser soldadas.

Cada lado, por supuesto, tiene puntos válidos que respaldan sus preferencias, pero hay varios factores que deberías considerar antes de decidir por ti mismo.

Tipo de anillo, tamaño, forma y relación de aspecto

Tipo de metal

Muchos tejedores experimentados prefieren soldar anillos hechos de metales blandos o caros, como el oro o la plata, simplemente porque ya han invertido tanto, que pueden asegurarse de que no se desharán.

Otros metales blandos, como el aluminio, el latón, el cobre o el bronce, también pueden beneficiarse de la soldadura por motivos de durabilidad.

Tamaño del anillo

Generalmente, cuanto más gruesos sean los anillos, más fuertes serán.

Mucha gente no consideraría soldar anillos de calibre 18 o más gruesos porque simplemente no es necesario. El mero grosor proporcionará suficiente resistencia a la pieza.

Los anillos de salto con un diámetro interior muy pequeño serán difíciles de soldar.

Se podría hacer, especialmente si usted está usando anillos de soldadura ( Río Grande los lleva), pero usted tiene que preguntarse si realmente vale la pena el tiempo y el esfuerzo si su trabajo es ya ejemplar.

Sin embargo, los anillos grandes y finos pueden requerir un cierre permanente para una mayor resistencia.

Forma del anillo

Aunque la gran mayoría de los anillos de salto son redondos, ocasionalmente te encontrarás con otras formas, como ovalados, triangulares o cuadrados.

La forma de las anillas influye en la distribución de las tensiones en toda la pieza.

Los anillos de formas no circulares suelen ser más débiles por su diseño y pueden beneficiarse de la soldadura, sobre todo si el artículo va a sufrir un uso intenso.

Relación de aspecto

La relación de aspecto (AR) es fundamental a la hora de hacer una cota de malla.

Es simplemente el diámetro interior de los anillos dividido por el diámetro del alambre, pero puede marcar la diferencia entre un patrón que encaja perfectamente o uno con los anillos demasiado sueltos o demasiado apretados.

En teoría, siempre que te mantengas dentro del rango de relación de aspecto recomendado de tu tejido, la pieza debería ser lo suficientemente fuerte por sí misma y no habrá necesidad de soldar.

AR correcto = No es necesario soldar

Patrón y ancho

Los patrones apretados y densos, como el bizantino, serán muy difíciles de soldar.

Para tejidos como éste, es más aconsejable centrarse en asegurar que cada anillo esté bien cerrado y que los extremos estén al ras.

Los artículos de joyería compuestos por una o dos hebras y elaborados con un tejido simple serán naturalmente más delicados que los que tienen varias filas unidas.

Para artículos como éste, la soldadura puede ser una buena idea.

Por lo general, la joyería hecha de cuatro o más filas de anillos distribuirá las tensiones muy bien y la soldadura sería una exageración, a menos que desee una pieza súper fuerte.

Seguridad

Una pieza de joyería que ha sido completamente soldada será fuerte y mucho menos probable que se rompa con el uso normal, lo que significa que el propietario puede estar bastante seguro de que el artículo permanecerá seguro en su cuerpo.

Sin embargo, esta seguridad también podría plantear un problema de seguridad en caso de que la joya se enganche con algo.

La resistencia de la pieza implica que se necesitará mucha fuerza para que se rompa.

Si una persona es estrangulada por su joya o es incapaz de alejarse del peligro debido a la fuerza de la pieza, podría sufrir lesiones, o incluso la muerte.

Por esta razón, al menos un eslabón de la cadena debe quedar sin soldar para proporcionar un punto débil por razones de seguridad.

Tiempo

Soldar la cota de malla aumentará su tiempo de trabajo significativamente. Para los artículos más grandes, puede estar buscando seis o más horas de trabajo de soldadura.

También es probable que se produzcan errores en el camino, por lo que pasarás aún más tiempo rehaciendo las secciones que no salieron bien.

Descubrirás que para muchas piezas de joyería, el tiempo extra que se requiere para soldar todos los anillos simplemente no vale la pena.

Alternativas de soldadura a considerar

Un vaso

Si sólo estás pensando en soldar para evitar que tu joyería de cota de malla se enganche en la ropa y el pelo, puedes considerar el uso de una secadora para eliminar cualquier rebaba y pulir tu pieza.

Se puede utilizar un vaso para rocas o un vaso para joyas como este de Superlandia .

Siempre que cada anillo esté cerrado al ras, pasar el artículo por la secadora durante unas horas puede resolver cualquier problema que estuviera experimentando, y puede despedirse de los pensamientos de soldadura.

Gel adhesivo

Aunque el uso de un adhesivo en gel no es exactamente el procedimiento estándar, Loctite 454 puede ser utilizado para sellar los anillos cerrados.

Este pegamento se adhiere al metal, se seca de forma transparente, por lo que no hay que preocuparse por los antiestéticos grumos, y tiene una resistencia de 3.200 psi.

Sólo asegúrese de que los extremos de los anillos estén limpios y lo más al ras posible antes de usarlos.

Cuándo soldar la cota de malla

En ciertos casos, definitivamente tiene sentido soldar. En general, si el artículo es un tejido suelto hecho con anillos grandes o finos (calibre 18 o más fino), se recomienda soldar.

Además, si se prevé que el artículo va a sufrir un uso o una tensión intensos, la soldadura puede ser beneficiosa.

Por ejemplo, si estás haciendo una pulsera para el cumpleaños de tu sobrina pequeña, puedes predecir razonablemente que la joya recibirá una buena cantidad de abuso.

En este caso, la soldadura sería ventajosa. Sólo recuerda dejar al menos un anillo sin soldar por seguridad.

Además, si planeas vender tus joyas directamente a los clientes o a una tienda, sería conveniente soldarlas para garantizar su durabilidad, reducir las llamadas a reparación y evitar problemas de enganche.

Otros casos en los que se recomienda soldar es para fijar adornos pesados y para los extremos de collares, pulseras y tobilleras, donde se unen los cierres y broches.

Aquí es donde se soportan más tensiones (normalmente) y se producen más roturas, por lo que la soldadura puede prolongar la vida de la pieza de forma significativa.

Si decide soldar su trabajo, sepa que la pasta de soldar es la más recomendada.

Ya contiene fundente, es fácil de usar, se mantiene en su sitio y sólo requiere una pequeña cantidad para cada unión.

Aquí se explica cómo utilizarlo:

Cuándo no soldar la cota de malla

Básicamente, si puedes arreglártelas sin soldar, no lo hagas.

Es decir, mientras tus cierres estén al ras y apretados, tu tejido sea apretado y denso, hayas usado el AR correcto, y haya múltiples filas, realmente no hay necesidad de soldar .

Muchos considerarían que soldar anillos de calibre 16 y más gruesos con un diámetro interior relativamente pequeño es una pérdida de tiempo, ya que los anillos son lo suficientemente fuertes y dispersarán uniformemente la presión a través del tejido.

La respuesta dada aquí puede parecer ligeramente vaga, pero la decisión de soldar o no suele decidirse únicamente en función de las preferencias personales, por lo que no hay exactamente una respuesta aplicable a todas las personas y proyectos.

Simplemente es una elección que debes hacer por ti mismo.

Otros artículos interesantes sobre trabajar con cota de malla